La mayoría de los jueces no resisten cañonazos, asegura López Obrador

En su empeño por reivindicar la prisión preventiva oficiosa en los términos actuales, el presidente Andrés Manuel López Obrador emprendió una nueva andanada de descalificaciones contra el Poder Judicial: Si estuviese moralizado no tendríamos nada de qué preocuparnos, pero sigue siendo el Poder Judicial de tiempos atrás, caracterizado por la corrupción; con honrosas excepciones. Fue más allá: “hablando en plata, no resisten cañonazos”.

En la conferencia mañanera del martes sostuvo que los bloqueos registrados en Zacatecas durante el fin de semana fueron provocados por el enfrentamiento entre los cárteles Jalisco Nueva Generación y Sinaloa. El incendio de vehículos forma parte de una nueva estrategia de propaganda, aseguró, pero ofreció garantizar la paz, para lo cual anunció que la próxima semana realizará la reunión del gabinete de seguridad en esa entidad, donde ya existe un plan de pacificación.

La Jornada