Grillando – José Elías Nader

Hace poco me preguntaban por qué había estudiado Derecho y la respuesta siempre ha sido sencilla, porque soy un hombre convencido de que para vivir en sociedad la justicia y la equidad son fundamentales, pues sin esos dos elementos viviríamos en la anarquía.
Sin embargo, precisamente en el estudio de la Ley hay aspectos que me causaban dudas, ya que de forma incongruente algunas ocasiones las propias instituciones y las leyes condenan de manera injusta a miles de inocentes, ya sea por ineficiencia, corrupción o intereses políticos y de poder.
Una de esas incongruencias es que a pesar de que un imputado debe ser considerado y tratado como inocente en todas las etapas de un proceso, mientras no se declare su culpabilidad por sentencia firme, en la realidad pareciera que es todo lo contrario ya que la presunción de inocencia queda alejada de lo que se ve en los procesos en los que al detenido se le trata de la fregada desde el momento en que lo agarran los policías, sea o no culpable.
Lo anterior, actualmente es un tema nacional toda vez que este día la Corte Interamericana de Derechos Humanos llevará a cabo la audiencia pública en la que se presentarán testimonios y alegatos sobre el caso GARCÍA RODRÍGUEZ y REYES ALPÍZAR contra México, donde el tema central es la prisión preventiva pues van para dos décadas encarcelados sin que su proceso legal concluya, una realidad constante en el país donde miles de presos han pasado un largo periodo tras las rejas sin un juicio justo.

El Valle
https://www.elvalle.com.mx/columnas-y-opinion/story/36848/grillando