Desde 2020, más jóvenes procesados por delitos de alto impacto

El estallido de las balas a plena luz del día irrumpió en el estacionamiento de un supermercado del municipio de León. Al interior de una camioneta estaban los cuerpos sin vida de Ana y Tania, madre e hija, que recibieron 13 impactos de una pistola 9 milímetros.

Luego de disparar, el autor material corrió para abandonar la escena en medio de los gritos de testigos que lo señalaban. Hoy Alfredo* pasa los días entre talleres de cocina y manualidades privado de la libertad en el Centro de Internamiento para Adolescentes.

A los 15 años fue detenido. Con 16 años cumplidos recibió sentencia por los delitos de feminicidio, lesiones que ponen en peligro la vida y portación de arma de uso exclusivo del ejército. Alfredo estará libre antes de su cumpleaños número 17.