Alejandra recuperó la libertad 7 años después; era inocente

Sus familiares esperan desde temprano afuera del penal estatal de Santiaguito, en Almoloya de Juárez. Están también algunos funcionarios de la Comisión de Derechos Humanos del Edoméx, porque ellos apoyaron el caso. Y mientras esperan, Armado Escamilla se anima a contar por qué están ahí. Este será el último día que vengan a la cárcel y padezcan la corrupción que impera en las prisiones del Estado de México. Será el último día que vean a su hija tras las rejas, porque más al rato Alejandra Arriaga Romero saldrá cuando la pesada puerta de acero pintada de verde se abra. Nadie sabe, nadie está seguro de lo que realmente siente ahora, aunque todos tienen pintados en sus rostros una sonrisa.

Alejandra se ha enterado apenas hoy, en al transcurso del día, que saldría libre.