Les quitaron su cuerpo – Miguel Carbonell

La triste célebre decisión de la Suprema Corte de los Estados Unidos en el caso Dobbs v. Jackson anunciada hace unos días no trata de prohibir los abortos, no trata de defender la vida, no trata ni siquiera de proteger al producto de la concepción. Es una sentencia que tiene un único objetivo verdadero: tomar el control sobre el cuerpo de las mujeres…

El Universal