Cinco medidas – Arturo Zaldívar

Nuestro sistema de justicia penal está roto. Es un sistema que mantiene ilegítimamente en la cárcel a decenas de miles de personas por delitos que nunca fueron debidamente investigados o que les fueron fabricados. Personas que no recibieron un juicio justo; juzgadas sin perspectiva de género o que, siendo indígenas, no fueron asistidas por un intérprete o traductor. Personas a las que se les impusieron condenas desproporcionadas; a las que se les niegan injustamente beneficios, o a las que, por estar acusadas por delitos de alto impacto, se les escatima la condición de humanidad. Personas que, simplemente, esperan en prisión preventiva que avancen juicios interminables mientras afuera nadie investiga nada.

Milenio