Renuncia Santiago Nieto a la UIF; entra Pablo Gómez

Santiago Nieto ha dejado sus dos últimos cargos públicos como un ave de tempestades.

En 2017, salió de la entonces Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) con la amenaza de ir a la cárcel por al menos seis investigaciones en su contra y tras denuncias de Emilio Lozoya y del Partido Verde, por violación al sigilo de las investigaciones que llevaba a cabo.

Anoche renunció a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) luego de que se revelara que el fin de semana contrajo matrimonio con la consejera electoral Carla Humphrey, en un lujoso hotel de Antigua, Guatemala, y tras la retención de algunos de sus invitados por transportar 35 mil dólares en efectivo un vuelo privado.

Reforma
Reforma