Agenda judicial – Ricardo Guzmán Wolffer

Finalmente fue vacunada contra el COVID la menor Zulma González García, junto con otros menores que tenían una suspensión dictada dentro de un juicio de amparo. Pero ello no sucedió en la forma ordenada en la suspensión de amparo: se desobedeció un mandato judicial. Se cometió un delito federal que se castiga con pena de prisión. No importa que se hubiera vacunado a la menor, el delito ya se había consumado. Difícil suponer que actuará el Ministerio Público federal adscrito al juzgado de distrito donde se ordenó la inmunización de la menor; más difícil suponer que, aun con la denuncia y las copias del juicio de amparo, se haga una consignación. Es otra faceta del grado de impunidad que existe en México, ahora por parte de las autoridades de Salud que debieron obedecer la orden de un juez federal.

La Jornada