Nochixtlán, la justicia ausente -Rogelio Vargas Garfias

Don Sergio, agricultor de 55 años de edad, lleva mil 750 días exigiendo que al fin llegue la hora de la verdad y justicia para su hijo Óscar Luna, asesinado junto a otros siete indígenas mixtecos en Nochixtlán, aquel aciago domingo 19 de junio de 2016. No se cansa. Don Sergio es el símbolo de la resistencia indomable e incorruptible de las familias afectadas por aquel crimen de Estado.

La Jornada