¿Cómo interpretar a esta justicia? – Jorge Carrillo Olea

En un mar de deplorables impresiones cotidianas caemos en una confusión que nos abstrae de formular opiniones y reacciones sensatas. Sobran indicios de que la tierra se está moviendo. No hay lugar a certidumbres; todo son dudas y elucubraciones cuando aquello en lo que debiera confiarse para vivir serenos se escarnece.

El sentimiento de pesadumbre sustituye a la entereza. Sólo es común y expansiva la sensación de ruptura de algo, sin saberse exactamente qué. Paulatinamente, los haces de incertidumbre se concretan al observarse que la justicia, supremo requisito del hombre civilizado, se desmorona…

La Jornada