Arturo Zaldívar – Catón

El rey Pipino el Breve contrajo matrimonio con la reina Bertrada de Laón, llamada “Patalonga”, pues tenía un pie bastante más largo que el otro. De haber vivido en este tiempo sus huellas habrían desconcertado mucho a los agentes de la CIA. La noche de las bodas el monarca dejó caer con majestuoso ademán la bata de brocado rojo que cubría su real desnudez. Lo vio Bertrada y comentó: “¡Mira! ¡Y yo pensé que te decían ‘el Breve’ por tu corta estatura!”… Babalucas hizo una llamada telefónica. “¿Hablo a la embajada de Laos?”. “Sí”. “¿Podría enviarme uno de vainilla, uno de fresa y uno de chocolate?”.