Templo Mayor- F. Bartolomé

EN DÍAS en los que la autonomía del Poder Judicial anda tan vapuleada, llamó la atención que ayer se vio entrar y salir de la sede de la Suprema Corte al titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval; al de la SRE, Marcelo Ebrard, y hasta al consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer. AL MENOS aclararon que utilizaron ese edificio como un atajo para librar el bloqueo de integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas en el Zócalo y así poder llegar a Palacio Nacional. Ojalá que no se les haga costumbre eso de usar a la Corte como pasillo para cortar camino… y salir de apuros.

Reforma