El Poder Judicial, a examen – Humberto Musacchio

Por supuesto, es conveniente que en la judicatura existan diversos puntos de vista, porque múltiples son las interpretaciones de la ley. Lo que en modo alguno resulta admisible es la tendencia reiterada de favorecer a quienes tienen poder económico, mientras las cárceles están repletas de pobres. Peor todavía es que en la evaluación de un caso pesen más los intereses de empresas extranjeras que los de la nación mexicana. El juez Juan Pablo Gómez Fierro es de esos togados que, por sistema, ignoran el interés nacional, como lo demostró su oposición a que la Auditoría Superior de la Federación revisara las cuentas del Infonavit, porque, según él, los fondos de esa institución “no constituyen recursos públicos”, fallo que invalidó la Suprema Corte.

Excélsior