La OMS descarta el origen del virus en un laboratorio y no excluye que llegara de fuera de China

La misión de expertos epidemiólogos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Wuhan, epicentro de la pandemia, convocó ayer una esperada rueda de prensa, aunque los resultados no fueron concluyentes sobre cómo un virus desconocido apareció en un humano a mediados de diciembre de 2019 y desde entonces ha saltado a al menos 109 millones de personas en todo el mundo, con un saldo de más de 2.3 millones de muertos.