Virus acentúa indefensión de hijos de mujeres presas en CDMX

La pandemia profundizó la distancia entre mujeres presas y sus hijos, quienes de por sí ya sufren un grado de vulnerabilidad al tener un vínculo limitado con su madre. En penales femeniles de la CDMX, la situación
es aún más compleja para quienes dan a luz en reclusión, pues en la contingencia tampoco hubo lugar para ellos. Bajo estas circunstancias tuvieron que ser llevados con otros familiares. La subsecretaría del Sistema Penitenciario informó a La Razón que antes de la pandemia, en los dos centros de reclusión de mujeres de la CDMX había 52 menores y tras la activación de la emergencia sanitaria, el pasado 31 de marzo, ese número se redujo a 31, lo que indica que al menos 20 madres en la cárcel tuvieron que separarse de sus hijos.

La Razón