Violencia feminicida prende a Cancún

Tengo miedo de salir de mi casa y no volver a ver a mi mamá”, escribió Bianca Alejandra Lorenzano Alvarado el 12 de diciembre de 2018 en su perfil de una red social. Casi dos años después, su cuerpo fue encontrado descuartizado en la periferia de Cancún. “Alexis”, como le decían sus amigos, era de Guerrero, tenía 20 años y poco antes de morir formaba parte de un coro juvenil; trabajaba en una tienda de vaporizadores del centro de Cancún, de donde salió el pasado domingo para vender uno de los productos… y no volvió jamás. www.reforma.com

Reforma