Lucha social criminalizada- Montserrat Sánchez

La defensa de los presos políticos y la lucha de la violencia contra la mujer le ha costado a Kenia Hernández no
solo dejar su lugar de origen sino también ser arrestada en tres ocasiones en lo que va del año. El 20 de octubre la activista fue detenida en la caseta de peaje de Amozoc, Puebla, por el presunto delito de robo con violencia;
en febrero, en una caseta de la carretera Toluca-Zitácuaro, fue señalada de despojar el dinero por cobro de peaje a dos empleados.