¿Y luego? – Mauricio Merino

Aunque ha dicho varias veces que él votará NO, la consulta promovida por el presidente López Obrador ya está en curso. Gracias a ella, tendrá una coartada para participar activamente en el proceso electoral siguiente (aunque la consulta se haga en agosto) animando el resentimiento acumulado contra los excesos y la corrupción de los gobiernos anteriores. Después, tomando en cuenta las altísimas probabilidades de que gane el SI, podrá arribar la plebicito de revocación de mandato previsto para el año 2022, en medio del juicio político al pasado. Así pues, el guión previsto por el presidente está servido. https://www.eluniversal.com.mx/