El fuero de entonces y el de ahora – José Ramón Cossió Díaz

En las últimas semanas se ha suscitado una confusa discusión en torno a lo que equivocadamente se denomina el “fuero presidencial”. Es decir, a la inmunidad procesal con que cuenta el titular del Poder Ejecutivo Federal para no ser sometido a un proceso penal durante un tiempo de su encargo, con excepción de los delitos de traición a la patria o aquellos graves del orden común. Con base en estas condiciones el ministerio público considera que quien desempeña ese cargo cometió una de esas infracciones, deberá abrir una carpeta de investigación y enviarla al Senado para que decida si remueve la inmunidad y si le permite consignar al Presidente ante el juez correspondiente. https://www.eluniversal.com.mx/