Convierten CNDH en refugio de víctimas

Ya no es Derechos Humanos, ya es nuestra propiedad, no la vamos a entregar, es un okupa para las víctimas”, dice entre enojada y orgullosa Yesenia Zamudio, cuya hija fue víctima de feminicidio en 2016. La fachada de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), donde despachaba Rosario Piedra, está graffiteada, en la entrada hay una barricada de escritorios volteados y de los balcones cuelgan lonas con rostros de víctimas. www.reforma.com

Reforma