Brazalete electrónico: la libertad sin libertad

En una pantalla del Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5) en Toluca, Estado de México, se observa a un interno de la Penitenciaria “Modelo” en Neza firmar unos papeles sobre una pequeña mesa, antes de que le sea colocado un brazalete electrónico en el tobillo. Él es un “beneficiario” de libertad condicionada bajo el Sistema de Localización y Rastreo del Edomex. En segundos, aparecerá en otra pantalla como un puntito verde, bajo la vigilancia de un monitorista que rastreará sus movimientos a través del GPS y vía satélite para que no salga del cerco virtual que le ha sido impuesto por un Juez de Ejecución. www.reforma.com

Reforma