Off the record-Plana Mayor

El sistema penitenciario del Estado de México está colapsado desde hace 30 décadas. El posible suicidio de uno de los presuntos asesinos de Luis Miranda Cardoso pone de manifiesto la incapacidad de las cárceles en los procesos de reinserción. En el caso específico de dicho homicidio ahora dificulta toda la tarea de investigación de la Fiscalía de Justicia. Apenas 48 horas se pudo tener en prisión al presunto delincuente, y ahora surgen múltiples especulaciones sobre la repentina muerte del inculpado.