La hora de los abogados – Miguel Carbonell

En un país como México, caracterizado a lo lardo de su historia por el autoritarismo en todos los niveles de gobierno, por la permanente mutabilidad de las normas jurídicas y por la cultura popular ajena a las regulaciones propias del derecho, no ha sido fácil ser abogado. La pandemia mantuvo con actividades marginales a los poderes judiciales, pero los problemas que requieren atención de los abogados no hicieron más que aumentar. www.eluniversal.com.mx