Justicia sin rostro – Arturo Argente

La segunda epidemia que enfrenta México se conoce como inseguridad y violencia y ésta no ha sido ajena al poder judicial y a sus integrantes, específicamente a los titulares subjetivos de los órganos jurisdiccionales. Uriel Villegas, juez federal en el estado de Colima, fue asesinado, junto con su esposa, Verónica Barajas, simplemente por hacer su trabajo. www.milenio.com

Milenio Edomex