Una reforma para la justicia – Carmen Aristegui F.

Entre martes y miércoles de esta semana, empezó a circular en los circuitos judiciales, políticos y mediáticos un conjunto de documentos que fueron identificados como las iniciativas de ley para modificar y ampliar preceptos legales y constitucionales y cuyo propósito sería llevar a cabo una reforma de gran calado para darle la vuelta a todo aquello que impide, dificulta o entorpece la actuación de la justicia penal y sus instituciones. Más tardaron en empezar a circular los documentos que en presentarse las primeras reacciones, críticas y señalamientos. El acto en el que, se entendía, sería presentado y explicado el paquete con las iniciativas se programó para el pasado miércoles. Ahí estuvieron los representantes del gobierno federal, el fiscal general de la República y representantes del Congreso. No fue entregado documento alguno y se envió una señal, clarísima, de que estaban echando reversa