Templo Mayor – F. Bartalomé

DICEN que las comparaciones resultan odiosas, pero a veces son inevitables… como en el reciente caso de los distintos criterios adoptados por dos ministros de la suprema Corte sobre el mismo tema. MIENTRAS que Alberto Pérez Dayán otorgó una suspensión solicitada por el INEGI para seguir pagando a sus directivos salarios por encima del que tiene el presidente de la república, la ministra Yasmín Esquivel Mossa rechazó el mismo recurso presentado por el Banxico, la Cofece y el IFT. EN MARZO de 2019, muchas voces criticaron el nombramiento de Esquivel por considerar que, debido a la cercanía de su marido José María Riobóo con Andrés Manuel López Obrador, sería una incondicional del Ejecutivo incrustada en el Poder Judicial. Y QUIÉN sabe si esos críticos estén totalmente en lo cierto pero, tras el fallo de ayer, varios de ellos dicen que, en los hechos, la ministra ya les está dando la razón.