Personas del mismo sexo, con derecho a una familia

La Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que todas las personas, sin distinción de género u orientación sexual, tienen el derecho a formar una familia y, si es su deseo, acceder a la procreación y crianza de hijos propios, adoptados, gestados mediante el uso de técnicas de reproducción asistida, o procreados por uno de ellos.