Inauguran Centro De Convivencia Familiar único en México

En nuestra sociedad ya no es una sorpresa ver la cantidad de divorcios que hay y cómo va en aumento. Según el INEGI, 48% de las parejas se separan o divorcian en México, es decir, 28 de cada 100 matrimonios terminan en divorcio. Este cambio tan radical, este duelo tan fuerte, no lo viven más que los niños de esa pareja separada. Cada caso es único y tiene su por qué, pero los niños en muchos casos no son considerados y protegidos en esta crisis y transformación de su vida y sus circunstancias. Tampoco creo que un matrimonio tóxico deba existir y soportarse sólo “por los hijos”. En las generaciones anteriores a la nuestra muchas veces no tenían opciones y muchas veces aguantaban desde malos tratos, violencia física, verbal o infidelidades, entre otras cosas. Me da gusto ver que hoy en día las parejas escogen opciones sanas para su vida y para la de sus hijos, pero esto no quita lo delicado y fuerte que puede ser para un niño una separación.