Medina Mora: causa grave – David Gómez Álvarez

Nadie renuncia a un cargo ganando cientos de miles de pesos y mucho menos faltando once años para concluir su nombramiento. A menos de que exista una causa grave, como lo establece la misma Constitución, para renunciar al cargo de ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. No obstante, el polémico ex funcionario de seguridad del gobierno mexicano, Eduardo Medina Mora, renunció sin dar explicación alguna. Pero lo más preocupante es que ni el Ejecutivo ni el Senado de la República repararon en la ausencia de razones, como lo exige la Constitución. Una vergüenza la manera en cómo llegó y cómo se fue este polémico ministro que nunca debió haber sido nombrado.