La interpretación de la ley penal – Alfonso Pérez Daza

En el Derecho no existen verdades absolutas e inmutables. El Barón de Montesquieu señalaba con precisión que “la verdad en un tiempo es un error en otro”. Al margen del conocimiento científico, en el campo de la justicia todo producto humano, por más perfecto que parezca, es susceptible de revisión e interpretación. Aunque en apariencia una disposición legal se presente como lógica y precisa, carente de ambigüedades, siempre existe espacio para diversas interpretaciones, no solo por el juicio que cada persona pueda tener frente a la norma, sino por las circunstancias en las que se aplica.