Templo Mayor – F. Bartolomé

Todos en Sonora se quedaron con el aliento contenido, luego de que el ministro Javier Laynez decidiera retirar el proyecto que había elaborado en torno al caso del fideicomiso para las víctimas del derrame tóxico en el Río Sonora, de hace cinco años. El argumento para posponer la decisión fue que se van a analizar los tres amparos en litigio para resolver el asunto en su conjunto. EL CASO que se iba a resolver ayer busca que se abra el fideicomiso que se integró para la reparación de los daños, pero del cual hay muchas dudas sobre la manera en que se aplicaron los 2 mil millones de pesos con los que contaba. EL JUEZ que vio el amparo original desechó el recurso por considerar que el fideicomiso se constituyó con dinero privado, por lo que no había un acto de autoridad que pudiera ser impugnado. Nadie sabe cómo venía el proyecto que ayer se iba a votar en la Suprema Corte, pero dado que Laynez lo retiró, el caso quedará aplazado por tiempo indefinido y la empresa minera, los afectados, los activistas y las autoridades seguirán en suspenso.