Siembran miedo entre fronteras

El miedo se sembró en ambos lados de esta frontera separada por el Río Bravo y un muro, pero la muestras de solidaridad no se detuvieron. “Estamos impactados por los hechos, El Paso perdió su inocencia y ahora su población vivirá con el temor a este tipo de atentados”, comentó Ramón García, un habitante de El Paso originario de Ciudad Juárez, quien desde hace cinco años migró a Texas luego de obtener su residencia. El hombre, quien continúa cruzando hacia Juárez de manera constante porque ahí tiene familiares, comentó que se propagó una situación de terror tras el ataque.